Cortan la mano a una empleada doméstica en Arabia Saudí al intentar huir

Comparte

Fuente: El mundo

India protesta ante Riad por la mutilación de una mujer a manos de su empleador

Cortan la mano a una empleada doméstica en Arabia Saudí al intentar huir

El Gobierno indio exige un ‘castigo severo’ por ‘intento de asesinato’

‘Le cortó la mano cuando intentó escapar de la casa por un balcón’

Un vídeo que muestra los abusos a un trabajador causa indignación

El Gobierno de la India ha emitido una queja formal ante el Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí por la “brutal” amputación de una mano que ha sufrido una empleada doméstica india, supuestamente cometida por su empleador saudí.

Kasturi Munirathinam, de 55 años, trabajaba como empleada del hogar en Arabia Saudí desde hacía tres meses, un tiempo que se convirtió en un calvario de malos tratos y pésimas condiciones laborales, según ha denunciado su familia.

La mutilación se produjo la noche del 29 de septiembre “después de que ella se quejase de la tortura y los impagos salariales de su empleador.

Al parecer, “él le cortó la mano cuando intentó escapar de la casa a través de un balcón”, ha explicado la hermana de la víctima, S. Vijayakumari, al diario ‘The Indian Express’.

La familia afirma que Kasthuri, que se recupera en un hospital de Riad, también ha sufrido daños en la columna vertebral al caer desde el balcón.

El Gobierno indio ha pedido a las autoridades saudíes “medidas estrictas” y un “castigo severo” contra el empleador, porque entiende que éste es un caso de “intento de asesinato“, en palabras del portavoz de Exteriores indio, Vikas Swarup, que ha asegurado que están trabajando para poder sacar a la víctima del país y llevarla a casa.

La ministra de Exteriores india, Sushma Swaraj, ha afirmado en Twitter que este incidente es “inaceptable”, al tiempo que se ha mostrado conmocionada “por la forma brutal en que una mujer india ha sido tratada”.

No es el primer caso de similares malos tratos

Este fin de semana ambos países comparten unas jornadas de trabajo sobre asuntos laborales en Nueva Delhi; y el portavoz Swarup ha asegurado que este tema no quedará fuera de la agenda en esas conversaciones.

La noticia ha saltado unas semanas después de que un diplomático saudí fuese acusado de violar en repetidas ocasiones a dos empleadas domésticas nepalíes en su casa de Nueva Delhi. El acusado finalmente se acogió a la inmunidad diplomática para abandonar el país, dejando un reguero de quejas que no han llegado a nada.

Cientos de miles de trabajadores indios viajan a los países del Golfo Pérsico en busca de trabajos mejor remunerados. Los hombres, como conductores y mano de obra en la construcción; y las mujeres, como enfermeras y empleadas domésticas.

Entre los trabajadores inmigrantes de Arabia Saudí son comunes las denuncias por malos tratos, abusos y malas condiciones laborales que sufren. Las empleadas domésticas padecen severas restricciones hasta el punto de necesitar el consentimiento de sus empleadores para salir del país.

Kasthuri, natural del estado sureño de Tamil Nadu, tiene tres hijas y un hijo. Éste último, al igual que su marido, es campesino. “Ella se vio obligada a aceptar el trabajo en el extranjero ante los problemas económicos de la familia después de las bodas de sus tres hijas”, ha explicado su hermana S. Vijayakumari a la prensa local.

En principio, el empleo en Arabia Saudí iba acompañado de un salario de 200 euros al mes. La realidad era otra. “Ni siquiera le daban comida”, ha afirmado la familiar.

shares
error: Content is protected !!