Pakistán arresta a una niña de 11 años acusada de blasfemia

Comparte

Fuente: Servicio Español de BBC

«La policía en Pakistán ha arrestado a una niña cristiana de 11 años acusada de quemar páginas del Corán.

Grupos cristianos del país dijeron que la niña tiene síndrome de Down.

La menor fue detenida bajo las leyes de blasfemia paquistaníes después de que una muchedumbre enfurecida demandase su dentención y amenazase con quemar hogares de cristianos en las afueras de la capital, Islamabad.

Sus familiares y amigos tuvieron que abandonar su vivienda por motivos de seguridad.

Bajo las leyes del país, una persona puede ser arrestada de por vida por blasfemia contra el Corán.

Muchos de las acusados acaban asesinados por muchedumbres violentas.»

A esta gente le da igual una niña de 11 años que tenga síndrome de Down o padezca epilepsia. Justo hace dos años lapidaron a una niña de 13 años a muerte; en Sudán, por adulterio. Pobre niña ni siquiera estaba casada, encima sufría epilepsia. En su día yo  he escrito un largo artículo sobre la desgraciada criatura que fue publicado. ¡Qué lástima que dicho artículo está escrito en persa!, quienes dominan dicho idioma lo pueden leer en la siguiente dirección: www.rpedram.com

Además, hace 20 días , en el mismo país (Paquistán),quemaron vivo a un hombre acusado de ateísmo. R.P.

Un imán falseó pruebas contra la niña paquistaní cristiana acusada de blasfema

Fuente: El Mundo (España)

La policía paquistaní ha detenido a un imán (autoridad religiosa islámica) vinculado con el caso de la niña cristiana encarcelada por blasfema tras presuntamente quemar hojas del Corán, informó el canal de televisión Geo.

La detención se produjo a raíz de que un testigo, Hafiz Muhammad Zubair, declarara el sábado que el imán, Khalid Jadoon, falseó pruebas contra niña, Rimsha Masih, al añadir hojas del libro sagrado del islam a las que supuestamente había quemado la menor.

El apresamiento da un giro inesperado al caso después de que el tribunal que juzga la presunta blasfemia aplazara este sábado hasta el lunes una posible decisión de liberarla tras la petición de la familia de la menor de cambiar la defensa de la acusada.

Rimsha se encuentra encarcelada desde que el 18 de agosto salió a buscar papel para usar como combustible en su hogar y según testigos recogió por error escritos del Corán en un ejemplar del Qaida Nurani, un método para aprender a leer el libro sagrado musulmán.

Desde entonces permanece en la prisión de Adiala, en Rawalpindi, pese a las protestas de grupos de derechos humanos y organizaciones religiosas moderadas contra lo irregular del asunto y los duros castigos estipulados en las leyes antiblasfemia en Pakistán.

Esos grupos denuncian que las leyes antiblasfemia son con frecuencia utilizados para resolver rencillas personales y que la niña, de 14 años, padece además una deficiencia mental que le impide ser plenamente de sus actos.

El caso ha elevado la tensión entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana en el suburbio de Mehrabadi, en Islamabad, donde vive la menor y de la que han huido cientos de familias cristianas por temor a represalias de radicales islámicos.

shares
error: Content is protected !!